NOTICIAS RECIENTES

Industria de GNL se prepara para adoptar plantas de energía flotantes

La industria del gas natural licuado (GNL) está cada vez más cerca de poner la última pieza de su cadena de suministro en su lugar. Las unidades flotantes de almacenamiento y regasificación de GNL (FSRU) ahora son una tecnología madura, mientras que se han completado tres buques de producción de GNL flotante (FLNG). Lo que se necesita para completar la imagen es una planta de energía flotante de GNL.

Los constructores navales, los astilleros de conversión, las empresas de ingeniería eléctrica y los contratistas offshore que desarrollan tecnologías flotantes de plantas de GNL disfrutaron de un año particularmente activo en 2017. Se introdujeron varios conceptos nuevos. El creciente compromiso con este nuevo tipo de infraestructura viene después de evaluaciones rigurosas del potencial de mercado por parte de los directores.

Ventajas indiscutibles

Las mismas ventajas que se recomiendan para los buques FSRU y  FLNG se aplican a las plantas de generación flotantes. Tales flotadores permitirán el suministro directo de electricidad a las comunidades remotas mucho más rápidamente y a un costo menor de lo que sería posible con una planta de energía en tierra. Esta opción también podría permitir el uso de un combustible de combustión más limpia para reactivar las plantas existentes de quema de petróleo de generaciones anteriores.

El uso de gas natural en lugar de fuelóleo pesado para generar electricidad ayudará a los gobiernos a cumplir sus objetivos de reducción de la contaminación. Además, a medida que los países intensifiquen sus compromisos con las energías renovables, las plantas flotantes de GNL pueden proporcionar una fuente de energía sustituta flexible para cubrir situaciones cuando las energías renovables no pueden satisfacer la demanda.

Además, si los servicios eléctricos alquilan los buques de la planta de energía requerida, ya no existe la obligación de hacer un compromiso financiero a largo plazo para obtener los otros beneficios que se ofrecen.

La capacidad de la planta de procesamiento a bordo prevista para tales buques puede graduarse para adaptarse a necesidades específicas, desde rendimientos relativamente pequeños de 50 MW hasta niveles de generación de energía de 500 a 600 MW de mediana escala. El uso de una construcción modular ayuda a cumplir el desafío de proporcionar la capacidad de procesamiento requerida.

Fuente: Extracto del artículo publicado por Mike Corkhill. Para leer el artículo original  y más detalles en inglés visita: LNG World Shipping
Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: